Blog

0010093917

[Verdaderas Historias] Un matrimonio express

Una pareja de novios se encontraba muy contenta con su relación y de pronto deciden comprometerse. Mariela de 23 años (la consentida de sus padres) le dice a su príncipe azul, Antonio de 25, que lo ama y sueña con llegar a viejita junto a él, siguiendo aquella idea de “vivir felices por siempre” tal como en los cuentos de hadas que vio en su infancia y como sus padres lo establecen.

Antonio, enamorado e ilusionado considera que es el momento de ambos dar el siguiente paso en la relación, de esta manera se ponen de acuerdo para hacer un perfecto I acto de compromiso a lo William Shakespeare; Eso sí, lo más importante es que parezca que Mariela ni sospecha que Antonio llegaría a su casa un 24 de diciembre por la mañana, preguntaría a sus padres por ella, luego ella bajaría las escaleras pensando que es una visita casual de su novio, al llegar a la puerta a saludarlo, este se arrodillaría, le mostraría un hermoso anillo y le diría las palabras mágicas: ¿Quieres casarte conmigo?

Luego de tener el plan armado, llegó el día del compromiso y para suerte de Mariela todo salió exactamente como lo tenía planificado. Sin duda ella estaba fascinada con la idea de ser el centro de atención de toda la familia; la de ella y la de Antonio, por supuesto. Un año de ilusiones para sacar turno en la Iglesia, alquilar el salón y demás preparativos de la boda.

¡El gran día!

La gran boda estaba por concretarse, las damas de honor, los padrinos y hasta los pajecitos estaban más que listos para el II acto, el casamiento de los jóvenes enamorados. Una vez que dieron el “sí” en la Iglesia, Mariela y Antonio se fueron a celebrar junto a los doscientos invitados que los esperaban ansiosos en el lujoso salón que fijaron como recepción, para felicitarlos por la bella unión. 

Luego de la luna de miel…

Nueve meses después de la majestuosa luna de miel en Cancún, los ahora esposos estaban viviendo su día a día; Antonio en la universidad y Mariela recién egresada. Un día, Antonio olvida el celular en el auto de su esposa, ella se da cuenta por unos mensajes que hicieron sonar el teléfono. Al revisarlo, lee el nombre de una mujer, acompañado de palabras cariñosas.

La esposa confundida, le consulta a Antonio por aquellos textos; éste le confiesa que es la mujer que conoció en la universidad, con la que ha estado saliendo dese hace siete meses. Mariela le pide que se vaya inmediatamente de la casa y él se fue…

divorcio1

III acto: Los siguientes cuatro meses.

No pasó mucho tiempo, antes de que Mariela llamara a su esposo para proponerle que dejara de ver a la otra mujer y volviera a casa; esas llamadas se hicieron constantes durante dos meses, sin recibir señales de arrepentimiento por parte del ex príncipe azul. Los siguientes dos meses sirvieron solo para concretar la fecha del divorcio.

La historia aquí contada, está basada en hechos reales.

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+58email hidden; JavaScript is required
  1. Javier Angulo

    Historia muy común en estos tiempos, buena historia.

    • Así es Javier! es y al parecer seguirá siendo muy común, porque la gente se empeña en cometer el mismo error.
      Gracias por pasar, saludos!

  2. Pingback: [Verdaderas Historias] Ángeles y sus demonios - Karen Copito

Deja un comentario

Blog