Blog

[Verdaderas Historias] Una mentirosa profesional

Laura, es una adolescente que recién inicia sus estudios universitarios, sus padres se divorciaron cuando apenas tenía 5 años; desde entonces, la jovencita vive con su madre, Viviana, quien se ha quedado sin su empleo de secretaria en una pequeña empresa; a su padre por el contrario, le ha ido muy bien económicamente, es un veterinario reconocido de la ciudad, que está al pendiente de su hija y le cubre completamente, los gastos de estudios.

Ver: [Verdaderas Historias] El verdadero amor de Carlos

Laura, es hija única por parte de su madre, quien se desvive por ella y trata de darle lo mejor. Cuando la hija comenzó la universidad, le compró ropa de marca y prendas de oro, con el dinero que había recibido por la liquidación de su trabajo, pero a medida que van pasando los años, la madre no conseguía nuevo trabajo y se ayudaba con pequeñas ventas que hacía.

Todas esas prendas valiosas de Laura un día desaparecen de su dedos, muñecas, cuello y lóbulos, con la excusa de haber sido disueltas por un líquido que accidentalmente se derramó sobre ellas; pero al mismo tiempo, empiezan a faltar los pagos de las cuotas mensuales de la universidad, lo que la jovencita se justificaba como toda una mentirosa profesional con cualquier mentirilla ante sus amistades y compañeros de estudio; poco a poco esas falsedades la iban delatando pero ella insistía en aparentar otro estatus económico.

Cuando a Laura le faltaba poco para graduarse, le correspondía pagar los aranceles de derecho de grado y honorarios del tutor del Trabajo de Grado, costos que el padre había cubierto totalmente, tal como hizo durante el transcurso de la carrera, dinero que al parecer Laura y su madre usaban en otros propósitos. Al momento de pagar esas cuentas en la universidad, desesperadas madre e hija se confabularon en alegar que no tenían dinero para cubrir tales gastos debido a una terrible enfermedad que aquejaba a Viviana.

Entonces, Viviana decide reunirse con las autoridades de la universidad, donde explicó a todos la enfermedad terminal que sufría su hermana, quien era la madre de Laura, que por favor se apiadaran de su familia y exoneraran a su hija de aquel pago que debía hacer, antes de poder graduarse. Viviana, personalmente se hizo pasar por la hermana que no tenía, alegando la existencia de una enfermedad que no padecía, para zafar de una deuda que de haber sido honestas no tendrían. No obstante. el alto mando académico accede a la petición y finalmente Laura obtiene su título de abogado. 

La historia aquí contada, está basada en hechos reales.

Compartir...Share on Facebook3Tweet about this on Twitter0Share on Google+0email hidden; JavaScript is required

Deja un comentario

Blog