Fotos/Videos

molino rojo

[Postales de Lulú] De paseo por Europa – París

Como pudieron leer en el título, mi viaje por Europa continuó con el vuelo que me llevó de Madrid a París-Francia. El quinto día de mi aventura por el viejo continente, me permitió conocer una de las ciudades más hermosas que he visto hasta ahora, ya entiendo porque es uno de los destinos turísticos más visitados del planeta. Al llegar al aeropuerto busqué la manera de trasladarme en metro hasta el hotel, como lo había hecho en Madrid, donde por cierto fue muy fácil.

Ver: [Postales de Lulú] De paseo por Europa – España

Al preguntar, entre francés y español me explicaron la travesía, algo que parecía no ser complicado, pero debía hacer algunas transferencias del tren al metro. Con mi equipaje en mano, me fui rumbo al tren, al llegar a la estación no lo podía creer, no entendía nada, las opciones eran muchísimas y nadie que me orientara; me senté un rato, me calmé y después de dos minutos estaba comprando el ticket (no me pregunten cómo hice) en media hora ya estaba en mi destino, por suerte, sin haberme perdido.

Llegué al hotel, enseguida salí a recorrer lo que podía, conocí la Catedral de Notre Dame o Nuestra Señora ¡Que inmensa!, es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo, se podrán imaginar que había mucha gente para entrar y fuerte presencia militar, creo que por los atentados recientes que hubo en ese país. 

11

Busqué al jorobado pero no lo encontré en ninguna parte, así que me fui a conocer el simbólico Puente de las Artes, donde están los candados del amor. Es tierno saber que muchas parejas se acercan a ese lugar a jurarse amor eterno, con el sólo hecho de atar un candado al puente y lanzar la llave al Río Sena, que por cierto divide a la ciudad, le aporta un toque pintoresco y especial, pero no pude colocar mi candadito (porque aún el dueño de mi corazón no ha llegado).

13

Al día siguiente, me levanté tempranito para ir a hacer la respectiva fila que me permitió el ingreso al emblemático Museo del Louvre, es grande, lo que advierte que un día no bastará para recorrerlo, con su pirámide transparente e impecable, invita a conocer el fascinante mundo de la pintura. Me deleité con hermosas obras, algunas que ya conocía y otras que tuve la oportunidad de admirar por primera vez, además la arquitectura del museo es espectacular.

10

Busqué desesperadamente a La Gioconda o Mona Lisa, como regularmente se le conoce a la enigmática pintura de Leonardo Da Vinci y ¿Qué creen? a ella sí la encontré ¡ahora somos amigas!

8

También conocí el Museo de Orsay, donde pude ver la exposición de las pinturas Vicent de Van Gogh y la escultura conocida como Cupido tallando sus dardos de amor con el garrote de Hércules” hecha por Edmé BouchardonPasé por el Arco del Triunfo, uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad, ubicado en una redoma inmensa y complicada para atravesar en auto.

Debo confesar, traté de extender mi encuentro con la Torre Eiffel, porque quería conservar la expectativa que tenía de ella desde toda mi vida. Cuando llegué a conocerla, comencé a sentirme pequeñita, frente a su imponente estructura que tantas veces había visto en imágenes y videos, enseguida ¡me flechó! hice una fila que para mí era inmensa, pero muchos me explicaron que lo normal era el doble o triple de larga, en mi dilema por la fila, comenzó a ocultarse el sol y de repente prendieron las luces de la torre, fue hermoso ver el show de luces que hacen alrededor de las siete de la noche, sentí mariposas en el estómago mientras subía en el ascensor. Al llegar arriba mi corazón casi estalla de la emoción, estaba ahí, en lo más alto de la Torre Eiffel, disfrutando de la vista nocturna de “La Ciudad Luz”.

CYMERA_20150528_155112[1]

También pude disfrutar de la vista de París en el día, desde el edificio Montparnesse y contemplar la torre Eiffel frente a frente.

12

Y aquí la nueva Nicole Kidman del Moulin Rouge!

molino rojo

Ya hablando en serio, es imposible obviar la cantidad de panaderías que se encuentran en cada esquina de la ciudad y lo exquisitos de los panes, es de no creer. Pero a mi, lo que más me gustó comer, fueron las típicas creps de nutella (no pueden dejar de probarlas).

6

Para finalizar, quiero agradecerles por llegar hasta acá, espero les haya gustado mi travesía por estos lugares y se animen a seguir viajando conmigo. En el próximo post, les contaré todas mis aventuras por Cannes, Niza, Mónaco, Bélgica y Milano.

Instagram: postalesdelulú

Deja-tu-comentario-2

Compartir...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+38email hidden; JavaScript is required

Deja un comentario

Fotos/Videos