Blog

[Verdaderas Historias] El verdadero amor de Carlos

Victoria tenía 15 años cuando empezó a trabajar en la casa de su tía Ana, quien le ofreció cubrir todos sus gastos a cambio de recibir ayuda con los quehaceres del hogar. Carlos, un hombre de buena posición económica, se había casado con Ana por haberla embarazado, pero no sentía que era la mujer de su vida.

Victoria, la linda jovencita que a penas cursaba estudios de bachillerato, llamó intensamente la atención de Carlos, a pesar de lo poco que podía verla y compartir algunas palabras con ella debido a sus ocupaciones, pero un día ofreció llevarla al colegio, ambos se fueron en el auto y en medio del camino Carlos de la nada la besó, confesando al momento lo que sentía. Si bien ella aceptó el beso, luego se sintió muy asustada porque sabía que se trataba de un hombre 20 años mayor, que además era su tío político, de modo que no pasó nada más entre ellos.

file0002062790027

Después de un tiempo, los esposos no soportaban vivir juntos, se separaron y poco después Ana quedó nuevamente embarazada de otro hombre. Carlos por su parte, deseaba reencontrase con Victoria, para revivir todo lo que aquella joven le hacía sentir. Estaba claro que no iba a ser aceptado por la familia de ellas, pero igualmente decidió hacerlo a escondidas.

De esa aventura, un nuevo embarazo afloró, en esta oportunidad era Victoria -el verdadero amor de Carlos- la que esperaba un hijo de él, enseguida el hombre enamorado le propuso matrimonio y se casaron sin importarles tener a todos en contra; comenzando así, una batalla campal entre ambas familias.

1383502073znbrz

Los familiares de Carlos consideraban que Victoria podía ser su hija, además la tildaban de aprovechadora e interesada, estaban totalmente en desacuerdo con esa relación; al mismo tiempo, la familia de Victoria empezó a atacar, tomando a Ana como principal arco de sus flechas; la ex-esposa siempre imaginó que algo había pasado entre ellos, pero nunca hizo referencia a sus sospechas, hasta que fue pública la relación, en ese momento decidió nunca más dirigirles la palabra.

Ver: [Verdaderas Historias] Ángeles y sus demonios

De esta manera, Anita, la primera hija de Carlos, con solo 4 años debía aceptar que su prima, ahora era su madrastra y Carla su nueva hermanita. Así pasaron los años en sus vidas, donde luego de muchos dimes y diretes las familias se aceptaron, la pareja tuvo otra hija y hasta el sol de hoy llevan 15 años de feliz matrimonio.

La historia aquí contada, está basada en hechos reales.

Compartir...Share on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0email hidden; JavaScript is required

Deja un comentario

Blog